Coches autónomos y RGPD

Coches autónomos y RGPD

Los coches sin conductor son cada vezmás una realidad, ¿pero qué ocurre con sus implicaciones de privacidad y protección de datos? En el artículo de hoy hablamos sobre coches autónomos y RGPD.

¿Qué te viene a la cabeza cuando piensas en coches autónomos? Puedo apostar que ya no es tan solo el KITT de El Coche Fantástico, el Batmóvil u otros vehículos del cine. Después de todo, en esta era digital, los coches autónomos ya no están relegados a películas y series de televisión y cine.

Actualmente Tesla ya asegura que todos sus nuevos coches “vienen con una configuración estándar de hardware capaz de proporcionar funciones de piloto automático hoy en día y de conducción automática en el futuro- a través de actualizaciones de software que mejorarán su funcionalidad con el tiempo” . Asimismo, existen informes de principios de este año que indican que Waymo– una empresa de desarrollo de tecnología de conducción autónoma- ha firmado un trato para fabricar coches autónomos para Francia y Japón.

Estos hechos realmente aportan un nuevo significado a la frase “el futuro es ahora”, ¿o no? Aunque prometedor, también tiene una cara oculta que no podemos ignorar- consecuencias para la protección de datos, riesgos para la privacidad y dilemas éticos.

En nuestro reciente vlog de YouTube “IA, ética y coches autónomos” exploramos algunos de los dilemas éticos que plantean los coches autónomos.

 

Coches autónomos y RGPD

En relación a los riesgos para la protección de datos y privacidad, encontramos que los coches autónomos – mucho más que los actuales coches conectados- se basarán en gran medida en recogida, análisis y cesión de datos. Dado que mucha de esta información estará relacionada con el día a día de los sujetos, alguna de ella será considerada información personal y, según los casos, también probablemente datos de categoría sensible. Por otro lado, si tenemos en cuenta que serán muchos los dispositivos interconectados, un ataque de hacking supone una gran amenaza que pone en jaque la privacidad de los individuos. Todo esto conduce al hecho de que los coches autónomos y su tecnología deben cumplir de manera absoluta con el RGPD y cualquier otra legislación nacional, como es el caso de la LOPDGDD, entre otras, en España.

Los coches autónomos son también un buen ejemplo del uso de IoT, Big Data e IA de manera conjunta, como comentamos en nuestro último video de YouTube.

Según Cristina Contero, socia de Aphaia, si bien los coches autónomos y el RGPD suponen una preocupación en sí mismo debido a sus implicaciones para la privacidad, también debemos tener en cuenta dilemas éticos y la Regulación de Telecomunicaciones. Por un lado, debido a la implementación de IA y, por otro, porque los coches autónomos son uno de los dispositivos interconectados que serán parte de la red inteligente del IoT. Esto significa que también tendrán un rol en la configuración de las smart cities, con lo que diferenciar entre datos personales y datos no personales resulta esencial, pues mientras algunos datos, como aquellos recogidos por audio o por GPS, son claramente datos personales, esta naturaleza habría que concretarla con otro tipo de datos, como los que configuran la información del clima o de las condiciones de las carreteras”.

Si tu empresa está avanzando hacia la Inteligencia Artificial y tecnología similar como aquella de los coches autónomos, resulta necesario realizar una Evaluación de Impacto para asegurar cumplimiento con el RGPD y la LOPDGDD. Además, Aphaia ofrece servicios de consultoría y adaptación al RGPD, Evaluaciones de la ética de la IA y subcontratación del Delegado de Protección de Datos.

 

 

 

Leave a Comment

(0 Comentarios)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *