Francia impondrá la tasa digital, independientemente de un acuerdo internacional

Francia impondrá la tasa digital independientemente de la decisión que tomen otros países respecto de un acuerdo internacional, conforme a este artículo de Euractiv.

Francia impondrá finalmente la tasa digital a los gigantes tecnológicos. Conforme al Ministro de Finanzas, Bruno le Maire, empresas como Amazon o Google se han beneficiado desproporcionadamente de la facilidad de hacer negocios durante la pandemia del COVID-19, y los franceses, como otras tantas naciones europeas, sienten que deben hacer algo a fin de estimular su economía local en lo que se espera que sea una gran recesión.

Washington podría hacer retroceder la tasa digital. 

Ha habido grandes polémicas en torno a la implementación de la tasa digital, que afectaría en gran medida a gigantes tecnológicos como Google, que registra ingresos anuales globales superiores a los 145 billones de euros. Desde Washington, teniendo en cuenta que muchas de estas empresas están en Estados Unidos, ha amenazado con presionar con sus propias tarifas al comercio, con el argumento añadido de que Francia tiene como objetivo ilegítimo las empresas digitales estadounidenses.

Muchas naciones europeas están promoviendo la tasa digital a pesar de las presiones.

Mientras que la implementación de una tasa uniforme a lo largo de las naciones europeas parece que llevará tiempo, Francia no es la única que quiere que salga adelante. Otros países como Italia, Reino Unido y España ya han impuesto su tasa digital, o planean hacerlo en un futuro próximo. Sin embargo, debido a la negativa de países como Irlanda, el progreso a lo largo de Europa parece estar estancado por el momento. En otras naciones como la República Checa, la Ministra de Finanzas Alena Schillerova ha afirmado que puede retrasar la implementación de la tasa digital hasta el próximo año, e imponerla a una tasa menor, de la actual propuesta del 7% hasta el 5%.

Francia impondrá una tasa digital independientemente de que se fije a nivel internacional o no.

Conforme a Euractiv, “cerca de 140 países de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OECD) están negociando la mayor reforma de las normas fiscales en más de una generación, para tener mejor en cuenta el surgimiento de grandes empresas tecnológicas como Amazon, Facebook, Apple y Google que normalmente registran sus beneficios en países con bajos impuestos.»

El Ministro de Finanzas Bruno Le Maire afirmó en una conferencia que “Nunca una tasa digital ha sido más legítima y necesaria. En cualquier caso, Francia aplicará, como siempre ha dicho, una tasa digital a los gigantes en 2020 de manera internacional, tanto si hay acuerdo como si no“. Inicialmente, en enero, el gobierno de Francia había ofrecido suspender la actual tasa digital a las empresas tecnológicas hasta el final de 220, mientras se negociaba un acuerdo para una tasa internacional. Sin embargo, debido a las circunstancias ocasionadas por el brote de coronavirus, la situación ha cambiado, pues los ministros de finanzas están ahora, más que nunca, centrados en salvar su economía local.

EU busca un espacio digital mejor gestionado, incluida una tasa digital.

En consideración de lo que parece ser una integración de las economías europeas y estadounidenses en la esfera digital, la Unión Europea pretende introducir regulación para alcanzar un campo de juego equilibrado y proteger los intereses tanto de consumidores como de empresas europeas en este nuevo mundo digital. Con normativa como el RGPD para controlar los flujos internacionales de información y proteger los datos de los consumidores, muchas autoridades legislativas creen que la tasa digital es absolutamente necesaria como próximo paso. Muchos gigantes corporativos como Amazon y Google, con muy poca presencia en Europa, han escapado de lo que muchos considerarían una presión fiscal justa, como resultado de su actividad predominantemente online. Por este motive, muchos gobiernos a lo largo de Europa establecen que es el momento de ajustar las condiciones. Mientras que hay muchas iniciativas más centradas en inversión y educación, hay una presión ahora por parte de los legisladores para aplicar la tasa digital, especialmente por la situación actual de necesidad de ingresos y de estimulación de las economías locales afectadas por el COVID-19. En última estancia, el resultado de esto será un espacio digital mejor gestionado donde las empresas online no se beneficiarán de una ventaja desproporcionada.

Aphaia ofrece servicios de consultoría para el RGPD y la LOPDGDD, y también evaluaciones de impacto, evaluaciones de la ética de la IA y subcontratación del Delegado de Protección de Datos. Infórmate aquí.

Leave a Comment

(0 Comentarios)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *